Cultiva tus bíceps con esta técnica simple

Los culturistas han utilizado técnicas de pre-agotamiento para potenciar el crecimiento muscular durante décadas.

Aquí hay una forma en que lo hacen: utilizan una retención isométrica en el "punto de aplastamiento" de un ejercicio para fatigar las fibras musculares antes de realizar repeticiones.

RELACIONADO: 5 técnicas de culturismo que han pasado la prueba del tiempo

Este método iso-hold aumenta el tiempo de las fibras bajo tensión, creando más estrés metabólico y estimulando el crecimiento en esa área. También aumenta la fuerza en el punto más difícil de un movimiento, lo que en última instancia aumenta el rendimiento.

Pruébalo con el clásico curl de bíceps. Sostenga un par de mancuernas con los brazos doblados a 90 grados. Este es el punto de adherencia más común en un rizo. Mantendrás esta posición durante 15 a 30 segundos, o más si es posible. Luego rasga tantas repeticiones como puedas. Siente la quemadura. (Para ver más formas de entrenar tus brazos, consulta 6 Grandes nuevos movimientos para construir tus bíceps).

Una carga más liviana hace mucho con esta técnica, así que comience seleccionando una carga que normalmente puede levantar de 15 a 20 repeticiones.

¿Quieres mezclarlo? También puede usar la función iso-hold al final de un conjunto como post-agotamiento. De cualquier manera, tus brazos cambiarán.