Lo que puede pasar si no lavas tus toallas lo suficiente

Chrissie Kremer

Si no crees que tus toallas están sucias, piénsalo de nuevo.

En un estudio que aún no se ha publicado, Charles Gerba, un microbiólogo de la Universidad de Arizona, encontró que casi el 90% de las toallas de baño están contaminadas con bacterias coliformes, una amplia clase de bacterias que se encuentran en las heces humanas, según la revista Time Magazine. .Gerba también encontró que el 14% de las toallas de baño contienen E. coli. Anteriormente, ha publicado investigaciones sobre la correlación entre la presencia de bacterias en las toallas de cocina y la frecuencia con la que se lavan estas toallas.

Las toallas atrapan las bacterias de las superficies humanas y es fácil para las bacterias crecer sobre ellas porque son húmedas, cálidas y viven en baños oscuros. Afortunadamente, Emily Martin, profesora asistente de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, dijo a Time que la mayoría de las bacterias no serán dañinas, ya que provienen de usted. "Nuestros cuerpos están adaptados para poder vivir en este entorno con todos estos microbios", dice Martin. Aunque es poco probable que se enferme, podría correr el riesgo si comparte toallas y tiene cortes o abrasiones por las que las bacterias y microbios de las toallas podrían entrar a través de su cuerpo.

Si bien las toallas nunca estarán completamente libres de gérmenes, la cantidad de bacterias puede limitarse con un lavado mucho más regular de lo que probablemente esté haciendo ahora. Gerba dice que las toallas de baño deben lavarse después de aproximadamente dos días de uso, especialmente si el hogar tiene niños pequeños. Para eliminar adecuadamente las bacterias, Gerba recomienda usar un detergente con blanqueador de oxígeno activado, ya que el detergente normal no las limpiará completamente.

Además, Susan Whittier, directora de microbiología clínica de New York-Presbyterian y Columbia University Medical Center, le dijo a Time que si sus toallas se secan completamente entre usos, la posibilidad de que las bacterias se propaguen entre las personas es casi nula. Aun así, recomienda lavar todas las toallas al menos una vez a la semana (y si huelen, definitivamente es hora de ponerlas en la lavadora).