Todos sus problemas de estilo, arreglado!

La mañana parece ser el momento en que la mayoría de las cosas me salen mal, probablemente porque me estoy apresurando. ¿Mancha de café en los pantalones nuevos? Comprobar. ¿Botón abierto en mi camisa favorita? Naturalmente. Para esos problemas, probablemente es mejor cambiar su ropa, pero para los problemas a continuación, aquí hay algunas soluciones fáciles:

Has aplicado demasiado producto capilar: No hay necesidad de empezar de nuevo. Aplique una pizca de polvo de bebé a sus raíces; Mézclelo con la punta de sus dedos hasta que no quede ningún residuo blanco. Luego, cepilla tu cabello de nuevo. El polvo absorberá la grasa y el aceite hasta la próxima vez que laves tu cabello.

Has aplicado demasiada fragancia: Relájese, no tiene que caminar oliendo como un gigoló en su oficina. Aplique un poco de alcohol a un hisopo de algodón y frote las áreas de la piel donde se roció el spray. Te ayudará a eliminar algo del aroma.

Has rasgado un dobladillo: Puedes intentar ajustarlo con un pasador de seguridad, pero siempre tengo un problema para ocultar la parte visible del metal que sobresale. Intente esto en su lugar: haga rodar un trozo de cinta en un círculo, con el lado pegajoso hacia fuera, y presiónelo entre los pantalones y el dobladillo interior. Use aproximadamente 3 o 4 de ellos por pierna para evitar que el material se caiga nuevamente.

Te has arrugado la camisa: No hay necesidad de sacar la tabla de planchar. Coloque su camisa en una percha y rocíe las arrugas con un poco de agua de una botella de spray o un paño húmedo. Luego, alise las arrugas con las manos hasta que estén planas. Deje secar la camisa en el baño o en un área cálida y bien ventilada.