Por qué los hombres con buenos números HDL a menudo tienen un patrón malo LDL

Un mal patrón

Si el LDL en su sangre consiste predominantemente en partículas LDL pequeñas y densas, decimos que usted es el patrón B de LDL (las personas cuyo LDL es predominantemente grande se llaman patrón A de LDL). ¿Por qué esta pequeña lipoproteína es tan importante?

En primer lugar, el tamaño de estas partículas hace que sea más fácil para ellos adentrarse en las paredes arteriales, donde causan todo tipo de daños. Y la presencia de LDL pequeña también implica la presencia de un estofado metabólico verdaderamente desagradable. El guiso incluye la rápida progresión de arterias parcialmente bloqueadas; arterias que son más propensas al espasmo repentino; un aumento en el número de grasas en la sangre después de una comida; eliminación pésima de colesterol de la irrigación sanguínea; pegajosidad de las plaquetas que aumenta la probabilidad de un ataque cardíaco causado por un coágulo de sangre; resistencia a la insulina; inestabilidad de la placa; y más.

Es posible que no tenga todas estas cosas si tiene un LDL pequeño, pero todas están asociadas con él. Las personas con LDL pequeñas también son más propensas a tener niveles bajos de HDL o colesterol "bueno", lo que significa que el colesterol no se elimina de los vasos sanguíneos tan rápido como podría ser. La baja HDL también se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Estas son algunas de las muy buenas razones por las que nos preocupamos tanto por la captura y el tratamiento de las LDL pequeñas.