Alimentos para combustible, no confort

Peso antes de 280

Peso después: 139

Partes vitales: Josh Samara, 19, Oklahoma City, OK

Ocupación: Estudiante

Altura: 5'8'

Tiempo requerido para alcanzar la meta: 1 año

Lección aprendida: Ya no veo la comida como un escape. Es combustible, y yo soy eficiente de combustible.

Arma secreta: Deportes organizados La camaradería del equipo ayuda a impulsar la motivación.

La ganancia: En su adolescencia temprana, el peso de Samara se disparó después del divorcio de sus padres. "Traté de aliviar mi depresión comiendo lo que quería", dice. Alimentos fritos, grasientos y refrescos se convirtieron en la norma para él. Al final de la escuela secundaria, pesaba casi 300 libras.

El cambio: Después de su primer año, el entrenador de fútbol de Samara, un ex jugador defensivo de los New England Patriots, comenzó a someter a sus jugadores a rigurosos entrenamientos fuera de temporada. "Me estaba desgastando tan rápido en la práctica. Me hizo sentir patética. No quería pasar por la vida sintiéndome así, así que decidí perder peso", dice Samara.

El estilo de vida: Al deshacerse de sus alimentos reconfortantes, Samara comenzó a comer pavo, batidos de frutas y sándwiches de pechuga de pollo a la parrilla. Además de los entrenamientos de fútbol de la mañana, corrió intervalos al día y levantó pesas con un compañero todos los días durante al menos una hora.

La recompensa: Pronto el peso de Samara había caído por debajo de las 200 libras. Su nueva confianza y energía ayudaron a elevar su estatus social. "Ayuda a no ser molestado. Las personas son definitivamente más amables con un chico seguro de sí mismo que con un niño gordo y sin autoestima".

Consejos de Josh

Hazlo tu mismo. Mucha gente te dirá que pierdas las libras (médicos, amigos, familiares), pero realmente tenía que querer que funcionara. Nadie puede motivarte como tú.

Diversifica tu dieta. Es fácil quemarse cuando está forzando el mismo pollo a la parrilla dos veces al día, así que cambie el pescado y otras proteínas magras, como el pavo y las chuletas de cerdo, para romper la monotonía. En caso de duda, añadir pimienta y tabasco.

Crear estructura. Tener un tiempo y un régimen de entrenamiento establecidos le permite realizar un seguimiento de su progreso físico más allá de la escala.